Entérese cómo integrarlo
a su nuevo hogar

La Bienvenida

Lo primero que debes hacer al llegar es ponerle un nombre para hacerlo oficialmente parte de la familia y mandar a grabar una placa con los datos de su familia para que pueda encontrar su camino a casa si llega a perderse.

Denle su lugar a la hora de comer

Así como ustedes tienen su comedor, tu perro también necesita un lugar y plato para comer. Pónganle siempre sus recipientes de comida y agua en el mismo lugar y, de preferencia, fuera de la cocina para que la comida de la mesa no se le antoje y lo distraiga de la suya. Los platos más recomendables son los de acero inoxidable: son duraderos, resistentes, de fácil limpieza, no absorben olores.

Sano, fuerte y feliz

Denle comida para cachorros, pues tiene los ingredientes necesarios para que crezca:Investiguen qué alimento o croquetas le daban antes de llegar a su casa y durante los primeros días, denle lo mismo.
Al cambiarle el alimento, háganlo gradualmente, reduciendo la cantidad del alimento viejo y aumentando la del nuevo.

A la hora de ir al baño

También necesita un lugar para hacer sus necesidades mientras lo educan para hacerlas afuera.

La mejor opción es el baño, donde pueden poner periódico o papel absorbente. Colóquenlo sobre éste después de comer y beber agua, o si ven que comienza a olfatear a su alrededor, y déjenlo allí hasta que haya hecho sus necesidades. Como premio, felicítenlo y acarícienlo

A la hora de dormir

Denle su propia cama para que desde pequeño tenga un lugar para dormir. Una canasta con una cobija, o una cobija sola pueden ser una gran opción. Es importante que sienta ese espacio como suyo y que se acostumbre a estar allí.

Pongan en su cama una botella de agua tibia y un reloj para que le recuerde los latidos del corazón de su mamá y no la extrañe.

Recuerden que dándole su propio espacio y, sobre todo, mucho cariño se sentirá muy feliz en su nuevo hogar.

Síguenos
Hazte fan en
Síguenos en
Youtube!
Síguenos en
Instagram!