Entiende su comportamiento

Cuando te enfrentas a un problema de comportamiento, probablemente exista una causa. Tal vez se trate de una dolencia, falta de entrenamiento, o simplemente el perro no entiende lo que tú quieres de él. Detecta y soluciona los problemas de comportamiento de tu perro con los artículos que aparecen en esta sección.

Intuición canina

Gran parte del comportamiento de los perros es innato. Años de evolución han influenciado en la manera que los perros se comportan de la manera en la que ellos interactúan entre si y con las personas. Te damos aquí la oportunidad de entender la mente de los perros.

  • Establece una relación con tu perro
    • No es suficiente sólo alimentar a tu perro con la cantidad indicada en la tabla que se encuentra al dorso del envase. Al igual que las personas, el cuerpo de cada perro utiliza el alimento de manera diferente, y los cambios en la edad y el nivel de actividad pueden modificar la cantidad de calorías que un perro necesita. Si lo alimentas más de lo que él necesita, la energía extra podría almacenarse como grasa y provocar obesidad, el trastorno nutricional número uno en los perros.

      Este peso adicional pone a los perros en riesgo de contraer ciertos problemas de salud a nivel cardiovascular, respiratorio y esquelético. Es importante saber cómo reconocer los indicadores de sobrepeso en tu perro y tomar medidas correctivas, pero más importante es saber mantener a las mascotas en buen estado físico desde un principio, evitando así el desarrollo de la obesidad.

    • Manteniendo el estado físico ideal.
      Primero averigua dónde se ubica tu perro dentro del cuadro del estado físico de PURINA®. Para hacerlo, tienes que llevar a cabo tres controles en él:
      • Control de las costillas (“abrazo saludable”): Coloca ambos pulgares sobre la columna vertebral de tu perro y extiende ambas manos a lo largo de su cavidad torácica, debes palpar sus costillas. Es muy importante palpar a tu perro, ya que a veces el pelaje dificulta el control visual.
      • Control del perfil: Examina el perfil de tu perro, es mejor si te ubicas al mismo nivel de él. Observa si el abdomen está firme y contraído detrás de su cavidad torácica.
      • Control dorsal: Observando a tu perro desde arriba (vista dorsal), identifica su cintura detrás de sus costillas. La mayoría de los perros con peso saludable deberá tener un cuerpo en forma de guitarra.

      Una vez que hayas identificado el estado físico de tu perro, regula la cantidad de alimento según corresponda: - Si tu perro es demasiado delgado, aumenta su ración diaria en un 10% de alimento durante dos semanas, y controla nuevamente su estado físico. Si se desarrolla favorablemente, continúa dándole la ración extra hasta que alcance el estado físico ideal.

      • Si tu perro presenta un peso extremadamente bajo, habla con tu veterinario acerca de los pasos a seguir para que tu mascota alcance un estado físico ideal y conversa sobre otros temas relacionados con su muy bajo peso. - Si tu perro es demasiado pesado, reduce la cantidad de alimento diario en un 10% y controla su estado físico cada dos semanas hasta que alcance el estado físico ideal.
      • Si tu perro es obeso, consulta con tu veterinario. Un alimento para el control de peso puede ayudar a facilitar el desarrollo de un estado físico ideal.
      • Si tu perro se encuentra en el estado físico ideal, continúa alimentándolo la misma cantidad a horarios fijos todos los días. Controla su estado físico cada dos semanas y realiza las modificaciones que sean necesarias.

Volver Arriba

Hazte fan en