Aprende sobre su nutrición

Darle a tu perro alimento apropiado de la manera adecuada es uno de tus roles más importantes como dueño de una mascota. La nutrición puede ejercer una influencia vital sobre el modo en que tu perro luce, siente y actúa. Aprende más acerca de este tema en los siguientes artículos y videos sobre nutrición canina.

Necesidades nutricionales de tu perro

  • Recompensas: ¿golosinas, premios o galletas?
    • Muchas personas utilizan el alimento casero como premio en el adiestramiento y esto puede causar problemas. La mayoría de la comida para consumo humano no es apropiada para su uso como recompensa durante una sesión de adiestramiento porque puede producir sobrealimentación. Ofrece golosinas, premios o galletas comerciales para perros únicamente con moderación para evitar sobrepeso y trastornos gastrointestinales.

      Una manera saludable de utilizar el alimento como recompensa es medir la ración diaria para tu perro en la mañana y echar mano de ahí para los premios durante el adiestramiento. Así puedes ofrecerle una recompensa en alimento por un trabajo bien realizado sin preocuparte por la sobrealimentación o por provocar un malestar digestivo.

      En el adiestramiento no debes ofrecerle una recompensa en alimento todo el tiempo. En algún momento, le ordenarás a tu perro “siéntate”, y el alimento se habrá acabado. Comienza a reemplazarlo por elogios de manera gradual. Una vez que tu perro aprenda una orden, dale su recompensa alternadamente, y luego cada tres veces.

      Asegúrate de no escatimar en elogios cada vez que tu perro obedece la orden deseada, con o sin recompensa en alimento. Muy pronto, tu perro trabajará por el elogio o la felicitación –y el ocasional premio.

Nutrición según la edad y condición de tu perro

    Los expertos en mascotas de PURINA® saben que en diferentes etapas de la vida, niveles de actividad y estados físicos, los perros pueden beneficiarse de una nutrición específica. Estos artículos explican las necesidades extraordinarias de perros extraordinarios. También verás todo lo que saben nuestros expertos representado en la completa línea de productos.

  • La condición física de tu mascota
    • No es suficiente sólo alimentar a tu perro con la cantidad indicada en la tabla que se encuentra al dorso del envase. Al igual que las personas, el cuerpo de cada perro utiliza el alimento de manera diferente, y los cambios en la edad y el nivel de actividad pueden modificar la cantidad de calorías que un perro necesita. Si lo alimentas más de lo que él necesita, la energía extra podría almacenarse como grasa y provocar obesidad, el trastorno nutricional número uno en los perros.

      Este peso adicional pone a los perros en riesgo de contraer ciertos problemas de salud a nivel cardiovascular, respiratorio y esquelético. Es importante saber cómo reconocer los indicadores de sobrepeso en tu perro y tomar medidas correctivas, pero más importante es saber mantener a las mascotas en buen estado físico desde un principio, evitando así el desarrollo de la obesidad.

    • Manteniendo el estado físico ideal
      Primero averigua dónde se ubica tu perro dentro del cuadro del estado físico de PURINA®. Para hacerlo, tienes que llevar a cabo tres controles en él:

      • 1. Control de las costillas (“abrazo saludable”): Coloca ambos pulgares sobre la columna vertebral de tu perro y extiende ambas manos a lo largo de su cavidad torácica, debes palpar sus costillas. Es muy importante palpar a tu perro, ya que a veces el pelaje dificulta el control visual.
      • 2. Control del perfil: Examina el perfil de tu perro, es mejor si te ubicas al mismo nivel de él. Observa si el abdomen está firme y contraído detrás de su cavidad torácica.
      • 3. Control dorsal: Observando a tu perro desde arriba (vista dorsal), identifica su cintura detrás de sus costillas. La mayoría de los perros con peso saludable deberá tener un cuerpo en forma de guitarra.

      Una vez que hayas identificado el estado físico de tu perro, regula la cantidad de alimento según corresponda:
      • Si tu perro es demasiado delgado, aumenta su ración diaria en un 10% de alimento durante dos semanas, y controla nuevamente su estado físico. Si se desarrolla favorablemente, continúa dándole la ración extra hasta que alcance el estado físico ideal.
      • Si tu perro presenta un peso extremadamente bajo, habla con tu veterinario acerca de los pasos a seguir para que tu mascota alcance un estado físico ideal y conversa sobre otros temas relacionados con su muy bajo peso. - Si tu perro es demasiado pesado, reduce la cantidad de alimento diario en un 10% y controla su estado físico cada dos semanas hasta que alcance el estado físico ideal.
      • Si tu perro es obeso, consulta con tu veterinario. Un alimento para el control de peso puede ayudar a facilitar el desarrollo de un estado físico ideal.
      • Si tu perro se encuentra en el estado físico ideal, continúa alimentándolo la misma cantidad a horarios fijos todos los días. Controla su estado físico cada dos semanas y realiza las modificaciones que sean necesarias.
  • Nutrición para cachorros
    • Las necesidades nutricionales de los cachorros son mayores comparadas con las necesidades en cualquier otro momento de la vida de un perro, excepto la reproducción. Saber comprenderlas te ayudará a tomar las decisiones correctas en cuanto a su dieta.

      ¿Qué sucede en la etapa de crecimiento?
      La etapa de crecimiento sienta las bases de la vida entera de un perro. La duración de este período puede variar; para los perros de razas grandes, que pesan 22,5kg o más en plena madurez, la regla general es dos años, y en el resto de los perros es de aproximadamente un año.
      En cualquier caso, se produce mucho desarrollo físico en un período de tiempo muy corto, incluyendo:
      • Crecimiento de huesos y articulaciones a su tamaño de adulto.
      • Desarrollo y crecimiento de los músculos.
      • Crecimiento de órganos internos (esto continúa aun después de que tu perro pareciera haber alcanzado su tamaño de adulto).
      • Desarrollo del sistema inmunológico.
      • Desarrollo cognitivo y crecimiento cerebral.

    • ¿Cuáles son las necesidades nutricionales del cachorro?
      Respaldar tal nivel de desarrollo en sólo uno o dos años, desarrollo similar al de los seres humanos desde el nacimiento hasta los catorce años, requiere una nutrición apropiada, la cual abarca:
      • Proteínas: componente constitutivo esencial de músculos, piel, pelaje, órganos y otros tejidos. Durante este período de crecimiento, el cachorro necesita una cantidad abundante de proteínas.
      • Calcio, fósforo y vitamina D: nutrientes necesarios para huesos y dientes sanos, deben estar presentes en las proporciones correctas para respaldar su crecimiento adecuado.
      • Ácidos grasos omega, incluido el ácido linoleico: ayudan a promover la salud del sistema inmunológico y mantienen la piel y el pelaje de tu cachorro saludables.
      Sin embargo, éstas no son las únicas necesidades nutricionales de un cachorro, el alimento que coma tendrá que suministrar estos nutrientes y más. Además, las proporciones de todos los nutrientes relacionadas entre sí son muy importantes para el valor nutricional de un alimento. Los nutricionistas de PURINA® han creado alimentos para cachorros que poseen toda la nutrición necesaria para un adecuado crecimiento y desarrollo.

    • ¿Qué hacer y que no hacer?
      • sigue la guía de alimentación. Una de las peores cosas que puedes hacer es permitir que tu cachorro tenga sobrepeso, ya que posee serias consecuencias para la salud.
      • NO alimentes a tu cachorro desde la mesa. Muchas veces tus alimentos agregan calorías innecesarias, especialmente en forma de grasas, y pueden contribuir a la obesidad y a que el cachorro sea quisquilloso con la comida.
      • mezcla en forma gradual el nuevo alimento con el anterior durante un período de siete a diez días cuando lo cambies. Si incrementas gradualmente la cantidad del nuevo alimento y reduces la cantidad del anterior, le facilitarás la transición a tu cachorro.
      • alimenta a tu perro a la/s misma/s hora/s todos los días: tres veces al día a los cachorros jóvenes, dos veces al día a los cachorros de más edad, y al menos una vez al día para los adultos (esta cantidad puede dividirse en dos o más veces por día).
      • asegúrate de que haya suficiente agua fresca en todo momento.
  • Nutrición para perros adultos
    • Cuando un perro alcanza la plena madurez, ingresa en un período de mantenimiento. En esta etapa, el objetivo de la alimentación es mantener un estado físico ideal y saludable, suministrando los nutrientes y la energía necesarios.

      Conceptos básicos sobre la alimentación
      Los perros normales y saludables que no estén preñados, en período de lactancia o sean de alto rendimiento físico, tienen requerimientos nutricionales relativamente bajos para mantener un estado físico apropiado. A diferencia de los cachorros, que se encuentran en pleno desarrollo, los perros adultos necesitan mantener su cuerpo ya desarrollado, saludable y fuerte. Ofrécele a tu perro alimento que sea nutricionalmente completo y balanceado en cantidades que lo mantengan en un estado físico ideal. Tal estado físico se logra cuando el perro está bien proporcionado, cuando su cintura se aprecia detrás de la cavidad torácica y sus costillas pueden palparse y las recubre una ligera capa de grasa.

    • Consejos prácticos para una alimentación adecuada
      Escoger un alimento para perros nutricionalmente completo y balanceado como PURINA® DOG CHOW® para perros.
      • Proporcionar una dieta completa y balanceada a un perro adulto es simple y sencillo, ya que no hay necesidad de suplementos de ninguna clase.
      • En el caso de perros con menores necesidades calóricas y/o perros menos activos, se deberá prestar atención al potencial aumento de peso excesivo. También se podría considerar una marca de alimento formulada para el mantenimiento de peso saludable, tal como PURINA® DOG CHOW® Reduced Calorie para perros adultos.
      • Con frecuencia el peso de un perro puede reducirse simplemente disminuyendo o eliminando las golosinas y premios de la dieta y evitando los alimentos con alto contenido calórico. Evite también darle las sobras de comida de la mesa.
      • Las recomendaciones para la alimentación de perros adultos pueden variar según la raza, la actividad y el metabolismo del perro, y las preferencias del dueño. - Seguir una rutina de alimentación uniforme y alimentar al perro a la/s misma/s hora/s todos los días. El libre acceso a agua fresca deberá estar siempre disponible
      • El apetito de un perro puede variar según el día y eso no deberá ser preocupante, a menos que la pérdida del apetito persista o el perro presente indicadores de enfermedad o pérdida de peso. En ese caso, consulte con un veterinario.

    • Cambios de alimento
      Los perros no necesitan variedad en su dieta. De hecho, lo mejor es cambiar la marca de alimento lo menos posible para evitar crear un comensal quisquilloso. Pero cuando sí necesites hacerlo (por ejemplo, cuando un perro cumple siete años –cinco en el caso de razas grandes– y comienza con alimento para perros de edad avanzada), mezcla en forma gradual el nuevo alimento con el anterior durante un período de siete a diez días. Si poco a poco incrementas la cantidad del nuevo alimento y reduces la cantidad del anterior, ayudarás a facilitarle la transición a tu perro.
  • Nutrición para perros de edad avanzada
    • Cuando los perros alcanzan una edad avanzada –normalmente siete años de edad o más y cinco años para los perros de razas grandes–, a menudo pueden beneficiarse con una dieta diseñada a medida para su etapa de vida particular. Aquí encontrarás información que te ayudará a saber si tu perro es de edad avanzada y si necesita alimento especial.

      ¿Cómo se si mi perro es un perro de edad avanzada
      De acuerdo con la definición más común, los perros alcanzan su edad avanzada cuando comienzan a transitar el último 25% de su expectativa de vida. La expectativa de vida está asociada al tamaño de la raza; en general, cuanta más pequeña es la raza, más larga es la expectativa de vida. Sin embargo, como regla general, deberás comenzar a buscar los “siete signos de la edad avanzada” alrededor de los siete años de edad (cinco años en el caso de razas grandes). Estos signos son:
      • 1.Hocico o pelaje canoso u otro estado del pelaje que haya cambiado.
      • 2.Menor actividad y más tiempo echado. Menos energía, dificultad para levantarse o cojera.
      • 3.Más horas de sueño, un efecto secundario común del envejecimiento.
      • 4.Cambio de hábitos que incluyan sus preferencias de juego y los hábitos de alimentación y bebida.
      • 5.Variación de peso. Algunos perros aumentan de peso a medida que envejecen mientras que otros pierden peso.
      • 6.Mal aliento, indicador de problemas en los dientes y las encías, a veces agudizados con la edad.
      • 7.Cambios en la audición o la visión. Al igual que en los seres humanos, los sentidos pueden debilitarse con el tiempo.
      Si observas estos signos consulta con tu veterinario, tal vez existan opciones para tratar o reducir los síntomas. Asimismo, estos indicadores podrían estar relacionados con algún problema además del envejecimiento.

    • ¿Cuál es la alimentación adecuada para un perro de edad avanzada?
      Si posees un perro saludable en términos generales de más de siete años de edad (o cinco en el caso de perros de razas grandes), tu perro puede beneficiarse con un alimento para edad avanzada apropiadamente balanceado. Los perros de mayor edad a veces presentan necesidades nutricionales diferentes que los adultos, y existen alimentos diseñados para satisfacer esas necesidades. Consulta con tu veterinario para obtener más información.

      Un factor cambiante que deberá controlarse es el menor nivel de actividad, signo común de envejecimiento; los perros menos activos presentan menores requerimientos energéticos. La sobrealimentación puede predisponer a los perros a la obesidad, asociada a diversas enfermedades. Por eso es especialmente importante alimentar a los perros de edad avanzada de acuerdo con sus necesidades nutricionales individuales y así mantener un estado físico ideal saludable.

      Ten en cuenta que los perros de edad avanzada pueden presentar dificultades para masticar debido a problemas dentales. En este caso debes humedecer el alimento seco para facilitar la masticación.
  • Nutrición para perros de alto rendimiento físico
    • Los perros de alto rendimiento físico necesitan mucha más nutrición que una mascota común. Estos perros, incluidos los de caza, de carreras, de trineos y de pastoreo, pueden beneficiarse con fórmulas y programas de alimentación especializados para respaldar los esfuerzos de su trabajo y entrenamiento.

      ¿Es tu perro un perro de alto rendimiento físico?
      El primer paso para elegir la dieta de tu perro es saber si verdaderamente es un perro de alto rendimiento físico. Si la mayor parte de la semana permanece dentro del hogar y sale a correr enérgicamente o juega durante horas los fines de semana, probablemente una dieta normal será suficiente y tal vez debas agregarle un poco más los días que haga ejercicio para compensar las calorías que consume.
      Por otro lado, si tu perro está en el bosque o en el agua varios días a la semana durante toda la temporada de caza, si es un perro de búsqueda y rescate, si realiza pruebas de agilidad o es un perro de trineo, es aconsejable realizar modificaciones en su dieta.

    • Alimentación para un perro de alto rendimiento físico
      • Por lo general, necesitarás alimento de alto valor nutritivo con 27% - 30% de proteínas, 1850 a 2000 calorías digeribles por kilo y 12% - 20% de grasa mínima garantizada.
      • Estos perros pueden beneficiarse recibiendo comida dos veces al día para mantener el estado físico ideal. Además, es una buena idea llevar un puñado de alimento cuando sales a hacer actividad con tu perro para ofrecerle un estímulo durante el día.
      • Consulta con tu veterinario si piensas que debieras darle a tu perro un refuerzo especial.
      • Tu veterinario puede recomendarte productos diseñados para tal necesidad.
      • No alimentes a tu perro inmediatamente antes o después del esfuerzo físico. Asegúrate que siempre haya suficiente agua y controla cuánto bebe tu perro antes y después del ejercicio para evitar que se sienta mal. Mantén el agua fresca, pero no fría.
      • En un clima frío, tal vez necesites alimentar a tu perro un poco más para ayudarlo a mantenerse calentito. A medida que la temperatura descienda, incrementa la cantidad de alimento para mantener el estado físico ideal.

    • ¿Qué hacer en fuera de temporada?
      Uno de los desafíos es qué hacer con la alimentación en temporada baja. Existen dos opciones: ofrecerle a tu perro menos cantidad del alimento alto en calorías, lo cual evita la transición a otro alimento pero puede dejarlo con hambre cuando se reduzca el volumen; o bien ofrecerle a tu perro la misma cantidad de un alimento con menor grado de nutrientes, que mantiene a tu perro satisfecho pero puede ponerlo quisquilloso si prefiere un alimento más que el otro. En cualquiera de los dos casos lo mejor es realizar la transición lentamente durante un período de siete a diez días.
  • Nutrición para perros inactivos
    • Los perros que no realizan mucho ejercicio no necesitan tantas calorías como los que sí lo hacen. Presta atención a los niveles de energía y actividad de tu perro y las posibles razones por las cuales puedan cambiar. Además, piensa en cómo puedes ayudar a tu perro menos activo a mantenerse en forma.
      Es muy probable que los perros inactivos tengan peso extra porque no consumen tantas calorías. Esto los coloca en una posición de riesgo de obesidad, que a su vez puede incrementar el riesgo de diversas enfermedades.

      ¿Qué es un perro inactivo?
      No existe una definición precisa pero seguramente puedes reconocer si tu perro entra en esta categoría. Los perros inactivos no realizan mucho ejercicio y a menudo no parecen estar muy interesados en hacerlo. Los perros que prefieren dormir, que no corren cuando salen o tienden a moverse lo menos posible muy probablemente pertenezcan a esta categoría.

    • ¿Por qué un perro es inactivo?
      Los perros pueden ser inactivos por diversas razones, entre ellas:
      • Edad: A medida que envejecen, sus niveles de energía tienden a disminuir.
      • Enfermedad o lesión: Las dolencias físicas pueden dificultar que los perros se muevan tanto como alguna vez lo hicieron. Estas disminuciones de actividad pueden ser transitorias, pero aun así deben realizarse modificaciones.
      • Sobrepeso: Los perros con sobrepeso tienden a ser menos activos y esto puede traer severas consecuencias. Cuanto más sobrepeso tiene, menos activo es, y cuanto menos activo es, más sobrepeso tiene.

    • Alimentación para un perro inactivo
      Si tu perro es inactivo, deberás alimentarlo con la cantidad de calorías adecuada para su nivel de actividad. Si tu perro presenta un estado físico ideal y no está ganando peso, estás dándole la cantidad adecuada. Pero, si tu perro se ha tornado menos activo y ha aumentado de peso siendo su alimentación la misma, prueba con estos consejos prácticos:
      • En primer lugar, reduce las golosinas y premios. Por lo general tienen muchas calorías y pueden contribuir al aumento de peso.
      • El segundo paso puede ser ofrecerle a tu perro menos cantidad de su alimento habitual. Mide la cantidad de alimento que le sirves para evitar que la ración se incremente con el tiempo.
      • Tercero, los dueños pueden aumentar el ejercicio de sus perros con más caminatas y horas de juego cada día. Esto ayuda tanto al dueño de la mascota como a la mascota y posee el beneficio adicional de incrementar la cantidad de tiempo que comparten juntos.
      • Por último, el dueño de la mascota podría considerar cambiar el alimento por uno reducido en calorías. Estos productos están diseñados para servir raciones de un buen tamaño y aún así reducir las calorías ingeridas por el perro.
      Siempre es una buena idea consultar con el veterinario antes de cambiar la dieta de una mascota. El veterinario puede ayudar a diseñar un programa a medida para cada mascota, hacer el seguimiento de la evolución y solucionar problemas que pudieran surgir en el camino.

  • ¿Cuál es el índice de envejecimiento de los perros?
    • Todos han escuchado el mito sobre los “años caninos”, el cual a menudo se refiere a que un perro crece el equivalente a siete años humanos por cada año de vida. Esto significaría que la edad de un perro de tres años es equivalente a la edad de una persona de veintiún años, la edad de un perro de cuatro años es equivalente a la edad de una persona de veintiocho años, y así sucesivamente.

      La verdad es que la relación es mucho más compleja. Los perros de diferentes razas y tamaños crecen a distintos ritmos, y ese ritmo puede incrementarse o reducirse dependiendo de la edad del perro como se muestra en el cuadro que aparece a continuación.

      ¿Por qué es importante?
      Existen numerosos motivos por los cuales los dueños deben ser concientes de este índice de envejecimiento variable. Entre los más importantes se encuentran:
      • Los cachorros experimentan su crecimiento más acelerado durante su primer año o incluso dos primeros años en el caso de las razas grandes. Durante todo ese tiempo, los cachorros deberán alimentarse con una dieta para cachorros completa y balanceada. Puede parecer extraño llamar “cachorro” a un perro de raza grande de dieciocho meses de edad y 27 kg, pero aún lo es.
      • Los cachorros de razas grandes tienen necesidades nutricionales especiales, entre ellas se encuentra la necesidad de controlar la ingesta calórica para ayudar al cachorro a desarrollar un estado físico ideal. Mantener delgado al cachorro de raza grande ayuda a mantener los índices de crecimiento muscular y óseo a un ritmo ideal.
      • La regla general es que los perros de razas que normalmente pesan 22 kg. o más en plena madurez son de razas grandes y serán cachorros hasta los dos años completos. En lo que respecta al alimento y cuidados sanitarios, deberás tratarlos como cachorros durante ese tiempo.
      • Si bien los perros de razas grandes tardan más tiempo en alcanzar su plena madurez, mostrarán signos de envejecimiento antes que los demás perros. Los perros muy grandes pueden presentar comportamientos de perro de edad avanzada a los cinco años.

  • Ayuda a que tu perro viva más años
    • ¿Qué dueño no querría prolongar los años de vida saludable que lleve con su perro? Un estudio realizado por Nestlé PURINA® PetCare demostró que los dueños de mascotas tienen a su alcance formas de lograrlo.

      En el primer estudio de restricción de dieta para perros realizado a lo largo de toda la vida, los investigadores de PURINA® demostraron que los perros que siempre fueron alimentados bajo la premisa de lograr un estado físico ideal alcanzaron una media de 1,8 años más de vida y permanecieron considerablemente más saludables que sus hermanos de camada en el grupo de control. Si bien los perros del estudio en general desarrollaron los mismos problemas de salud a medida que envejecían, el tratamiento de ciertas enfermedades se vio retrasado en los perros alimentados para mantenerse delgados.

      Este estudio ha sido revolucionario en varios aspectos, y sus hallazgos brindaron algunos de los datos más significativos hasta la fecha sobre los efectos de la dieta de restricción.

      • Primer estudio concluido de su clase que se prolongó durante toda la vida de un mamífero grande.
      • Estudio llevado a cabo durante catorce años por PURINA® en Estados Unidos.
      • Cuarenta y ocho perros de raza Labrador Retriever se colocaron en parejas para luego asignarlos aleatoriamente a dos grupos diferentes.
      • Todos los perros recibieron alimento de igual calidad, 100% nutricionalmente completo y balanceado, sólo la cantidad fue diferente.
      • El estudio documentó que alimentar para mantener el estado físico ideal durante el período completo de vida puede ayudar a prolongar los años de vida saludable de los perros.

    • Diseño del studio: toda una vida de información
      Cuando el estudio comenzó, los cuarenta y ocho perros Labrador Retriever se colocaron en parejas dentro de su propia camada de acuerdo con su género y peso corporal, y fueron asignados en forma aleatoria o bien al grupo de control o al grupo alimentado para mantenerse delgado. Durante los primeros tres años, los perros del grupo de control se alimentaron con una cantidad ilimitada de alimento durante quince minutos por día; posteriormente, se los alimentó con la cantidad estimada según los requerimientos calóricos de perros de raza grande en estado físico “normal”. Cada perro del grupo de alimentación para mantenerse delgado recibió siempre el 75% de la cantidad ingerida por su pareja de camada en el grupo de control. Todos los perros consumieron la misma dieta 100% nutricionalmente completa y balanceada, primero una fórmula para cachorros, luego una para adultos; sólo fue diferente la cantidad ofrecida.

      Los perros se pesaron una vez a la semana cuando eran cachorros, periódicamente de adolescentes y semanalmente de adultos. A partir de los seis años de edad, se evaluó a cada perro una vez al año utilizando el Sistema de Estado Físico de PURINA®, un estándar desarrollado por científicos de PURINA® y utilizado por veterinarios para evaluar el estado físico de perros y gatos. Asimismo, a los perros se los evaluó anualmente para determinar su masa corporal grasa, masa corporal magra y masa ósea, y también otros indicadores de estado de salud, entre ellos los niveles de glucosa y grasa en sangre.

    • Resultados del estudio: más años sanos de vida
      Los resultados del estudio revelaron que al alimentar a un perro durante toda su vida con el objetivo de mantener su estado físico ideal se pueden prolongar significativamente sus años de vida saludable –en 1,8 años en el caso de los perros de este estudio–.
      El estudio también demostró que los perros alimentados para mantenerse delgados se mantuvieron significativamente más delgados desde los seis hasta los doce años en comparación con los perros en el grupo de control, con promedios de puntajes del estado físico entre cuatro y cinco (ideal), y seis y siete (demasiado pesado), respectivamente. En general, los perros del grupo alimentado para mantenerse delgado pesaron menos, presentaron menor grasa corporal y, después de cierta edad, experimentaron un retraso de dos años en la pérdida de masa corporal magra a medida que envejecían, en comparación con los perros del grupo de control.
      Además, de acuerdo con las observaciones de los investigadores, en los perros del grupo de control los signos de envejecimiento tales como hocicos canosos, deterioro en el modo de andar y actividad reducida, fueron más visibles a una edad más temprana que en los perros alimentados para mantenerse delgados.
      Este estudio revela el rol crucial que desempeña el mantenimiento del estado físico ideal en la salud y la longevidad. Sin embargo, la obesidad continúa siendo el problema nutricional canino número uno.
      Para ayudar a maximizar la salud de los perros, sus dueños deben aprender a reconocer indicadores de sobrepeso y alimentarlos para que mantengan un estado físico ideal. Aprende más sobre el estado de tu mascota y como lograr que obtenga un estado físico ideal.

Componentes nutricionales

  • Carbohidratos: ¿cuáles son sus fuentes?
    • Los carbohidratos son azúcares, almidones y fibra dietaria. La principal función de la mayoría de los carbohidratos es suministrar energía, y las fibras poseen muchas otras funciones.

      Los azúcares simples son las moléculas más pequeñas de azúcar que se digieren y absorben con facilidad. En cambio, los almidones (o carbohidratos complejos) son combinaciones de azúcares simples que forman cadenas largas que deben ser desintegradas por una digestión adicional antes de poder ser utilizadas. La fibra dietaria es un conjunto de carbohidratos que no se digieren por completo.

      Los carbohidratos en el alimento para perros están suministrados por los granos de cereal que se desintegran en azúcares simples. Si bien no existen requerimientos mínimos específicos para los carbohidratos, son útiles como una fuente de energía disponible.

      Cuando los animales consumen dietas que contienen más carbohidratos de los necesarios, el exceso de energía se almacena en forma de glucógeno en el hígado y los músculos y se convierte en grasa. Durante los períodos de ayuno, estrés o ejercicio, el glucógeno se desintegra formando glucosa y pasa al flujo sanguíneo para suministrar la energía necesaria.

      Los carbohidratos pueden constituir del 40% al 55% del alimento seco para perros. En los alimentos para mascotas la mayora parte proviene de granos de cereal, tales como maíz, trigo, arroz y cebada.

      Un problema relacionado con los carbohidratos con el que hay que estar atento es la diabetes mellitus, una enfermedad del metabolismo de los carbohidratos que surge como consecuencia de la muy poca secreción de insulina del páncreas. Los síntomas pueden incluir aumento de la sed y del apetito, debilidad, pérdida de peso y mayor micción. Los niveles bajos de insulina evitan que el azúcar en la sangre entre en los músculos y en las células grasas donde se utiliza como energía. Esto hace que se utilice más grasa como energía mientras el azúcar se acumula en la sangre.

      Aunque el uso de la grasa como energía puede parecer favorable, genera derivados que el cuerpo no puede utilizar ni deshacerse con facilidad. Los dueños que poseen un animal diabético o sospechan que su mascota lo sea deberán consultar con su veterinario.

      Los carbohidratos que no se digieren por completo están asociados al malestar gastrointestinal persistente, incluidos gases y/o diarrea. El problema más común de mala absorción de carbohidratos es la incapacidad de desintegrar la lactosa, el azúcar que se encuentra en la leche.

  • Grasas: su importancia en la dieta de la mascota
    • Las grasas son formas concentradas de energía. En comparación con las proteínas y los carbohidratos, contienen aproximadamente cinco veces la cantidad de energía por kilo; por lo tanto una pequeña cantidad de grasas aporta muchas calorías. También constituyen el medio que transporta los ácidos grasos Omega, importantes para lucir una piel y un pelaje saludables.

      Cabe destacar que las grasas tienen buen sabor. Los fabricantes de alimentos para perros saben que es importante que a los perros les guste su alimento, por eso utilizan grasas por la energía y los ácidos grasos que brindan y también para que sea rico. ¡Los nutrientes del alimento no le harán ningún bien al perro a menos que se los coma!

      Las grasas también proveen los ácidos grasos esenciales requeridos para que el perro mantenga la piel y el pelaje saludables y sirven como un transportador de vitaminas liposolubles. El ácido linoleico –uno de los ácidos grasos que los perros pueden obtener a partir de aceites vegetales o grasa animal– es esencial porque el cuerpo no lo produce y es necesario que la dieta lo provea.

      La digestión de las grasas es más compleja que la de las proteínas o los carbohidratos. Aun así, los perros y los gatos saludables pueden digerir las grasas con gran eficacia, aproximadamente entre el 90% y el 95%. Si bien las deficiencias de ácidos grasos son poco comunes, los animales alimentados con dietas con bajo contenido de grasas desarrollan con el tiempo síntomas de deficiencia tales como pelo seco y áspero y piel escamosa, reseca y engrosada.

      Los animales alimentados con dietas que contienen más grasas de las necesarias almacenarán la grasa extra en el cuerpo. Si a lo largo del tiempo se acumula suficiente grasa, los animales se tornarán obesos. Los animales con exceso de peso pueden presentar un mayor riesgo de complicaciones en las cirugías, y otras condiciones como las enfermedades ortopédicas y la diabetes mellitus.

      Por lo tanto, si bien las grasas no son malas para los perros, la ingesta es lo que hay que controlar. Afortunadamente, los alimentos para perro de marcas de confianza como PURINA® DOG CHOW®, están formulados para brindar la cantidad adecuada de grasas para un perro en función de su edad y estilo de vida.

  • Fibra: ¿cuáles son sus beneficios?
    • Tal vez el conocimiento de los beneficios de las fibras en las dietas para los seres humanos haya impulsado a los dueños de mascotas a preguntar por los beneficios para sus animales. A la fibra se la describía como el alimento de relleno o de mayor volumen debido a sus características; hoy gana reconocimiento por sus efectos beneficiosos sobre el sistema gastrointestinal. Las fibras constituyen la parte de los carbohidratos en la dieta que es difícil de desintegrar y utilizar por parte del sistema digestivo; y a pesar de su limitada digestibilidad, son beneficiosas para nuestras mascotas. Las fibras ayudan a tratar el tema de la prevalente obesidad en las mascotas. Son importantes en las dietas especialmente diseñadas para reducir o controlar peso. Las fibras ayudan a reducir la ingesta calórica y brindan a las mascotas una sensación de saciedad cuando se les da menos calorías.

      Sin embargo, las dietas con alto contenido de fibras por sí solas no aseguran la pérdida de peso. El control estricto de las raciones también es necesario para lograr perder peso. Trabaja junto con tu veterinario a fin de planificar un programa para reducir el peso de tu mascota rellenita.

      La importancia de las fibras para prevenir la constipación es bien conocida. Las fibras absorben agua y dan mayor volumen a los contenidos intestinales. Esto estimula el movimiento del tracto intestinal y normaliza el tiempo de tránsito a través de los intestinos. Las fuentes de fibras también contribuyen a la consistencia de la materia fecal. Las fuentes de fibras no digeribles en los alimentos para mascotas son: cascarilla de arroz (salvado), salvado de trigo, salvado de avena, cascarilla de soja, pulpa de remolacha, orujo de manzana y de tomate, cascarilla de maní, pulpa de cítricos, y celulosa. La pulpa es el residuo sólido que queda después de haber extraído el jugo de las frutas o los vegetales; el orujo es la pulpa de la fruta.

      Estudios sugieren que un aumento moderado en las fibras de la dieta también puede ser útil para el tratamiento de la diabetes mellitus. Ciertas formas de fibras en la dieta tienden a desacelerar la absorción de azúcar desde el intestino, lo cual colabora con el control del azúcar en sangre.

      Al evaluar el rol de las fibras en la dieta de una mascota, se cumple el viejo adagio “menos es mejor”. El exceso de fibras está asociado a efectos adversos como la producción de heces flojas, flatulencia o gases, y mayor volumen o densidad de las heces. Los fabricantes de alimentos para mascotas de mayor renombre formulan sus dietas para brindar una nutrición balanceada con niveles adecuados de fibras para las diferentes etapas de la vida y niveles de actividad de una mascota. Suministradas en las cantidades apropiadas, las fibras son un componente crucial de la nutrición correcta y la buena salud.

  • Minerales: ¿qué son, de dónde vienen, para qué sirven?
    • Los minerales desempeñan muchas funciones diferentes en el cuerpo tales como la formación de huesos y cartílagos, reacciones enzimáticas, mantenimiento del equilibrio de líquidos, transporte de oxígeno en la sangre, función muscular y nerviosa normal, y producción de hormonas. Al proveer minerales es importante tanto su cantidad como el correcto balance entre ellos.

      Si bien la función de algunos minerales puede separarse de la de otros, resulta imposible brindar la nutrición correcta a un animal sin suministrar todos los minerales en las proporciones adecuadas, ya que los minerales interactúan en muchos aspectos de la función y el mantenimiento del cuerpo.

      La utilización de suplementos extra no debería implementarse sin supervisión de un profesional por el riesgo de crear un desequilibrio peligroso.

    • Calcio y fósforo
      Cuando pensamos en el calcio de la dieta de una mascota por lo general pensamos en él en relación con huesos y dientes fuertes, y si bien esto es verdad, el calcio se encuentra estrechamente interrelacionado con el fósforo. Se necesita la proporción correcta de estos dos minerales para garantizar su uso por parte de la mascota; dicha proporción es de 1,0 a 2,0 partes de calcio cada 1,0 parte de fósforo. Las proporciones más amplias podrían ser perjudiciales para la calcificación de los huesos, mientras que demasiado fósforo podría conducir a anormalidades óseas.

      Muy poco calcio y bajos niveles de vitamina D pueden producir raquitismo y huesos frágiles que se doblan y deforman bajo el peso de una mascota. Pero, si bien el calcio se necesita en mayores cantidades durante las etapas de cachorro y lactancia, es mejor alimentar con más cantidad de una dieta completa y balanceada de buena calidad en lugar de dar suplementos individuales.

    • Sodio y cloruro
      El sodio y el cloruro sirven en gran medida como minerales reguladores de los líquidos para ayudar a mantener el equilibrio entre los líquidos dentro y fuera de las células individuales del cuerpo. El sodio colabora en el traslado de los nutrientes a las células, en la eliminación del material de desecho y en el mantenimiento del equilibrio hídrico entre los tejidos y los órganos. El cloruro es necesario para la formación de ácido clorhídrico (HCl) en el estómago, que ayuda en la digestión de las proteínas.

    • Potasio y magnesio
      El potasio se encuentra en altas concentraciones dentro de las células y se requiere para el correcto funcionamiento de enzimas, músculos y nervios, como así también para ayudar a mantener el equilibrio hídrico en todo el cuerpo. El magnesio es importante como componente estructural tanto de los músculos como de los huesos, y desempeña un rol fundamental en muchas reacciones enzimáticas de todo el cuerpo.

    • Hierro
      Aunque el cuerpo de los animales sólo contiene cerca de 0,004% de hierro, desempeña un rol central en los procesos vitales. Una pequeña cantidad de hierro se combina con una proteína grande para producir hemoglobina, el compuesto que lleva oxígeno en los glóbulos rojos. El hierro también es un componente de las enzimas necesario para la utilización de la energía y de muchos diferentes transportadores de oxígeno y enzimas.

    • Zinc
      El zinc es importante en la producción de proteínas y el funcionamiento del sistema inmunológico. Algunos sistemas enzimáticos también dependen del zinc, incluidas las enzimas que protegen a las células de los daños causados por la oxidación.

    • Magnesio
      El manganeso es un elemento metálico utilizado por la industria como una aleación en acero para brindar dureza. En la nutrición, el manganeso cumple diversas funciones esenciales que están relacionadas con el metabolismo de proteínas y carbohidratos y con la reproducción. Específicamente, se cree que el manganeso es un activador de los sistemas enzimáticos que intervienen en la producción de energía, la síntesis de ácidos grasos y el metabolismo de aminoácidos.

    • Cobre
      La importancia del cobre en el cuerpo es bastante variada ya que está involucrado en la formación del tejido conectivo elástico y el colágeno, en el desarrollo y la maduración de los glóbulos rojos, en las funciones antioxidantes como así también en el suministro de pigmentación para el pelo.

    • Selenio
      Aunque el selenio se necesita en menor cantidad que cualquier otro oligoelemento generalmente aceptado, resulta ser el más tóxico. El selenio funciona principalmente en combinación con la vitamina E para actuar como un antioxidante en el cuerpo.

    • Yodo
      El único rol metabólico conocido del yodo se encuentra en la producción de hormonas tiroideas por parte de la glándula tiroides. La principal función de estas hormonas es regular e influir en los índices metabólicos basales del cuerpo (por ejemplo, cuán rápido un animal metaboliza o quema energía después de ingerir un alimento).

  • Ácidos grasos: ¿por qué son importantes?
    • Existe una concientización cada vez mayor entre los dueños de mascotas sobre ciertos ácidos grasos que son beneficiosos para la salud de un perro. La pregunta que surge es: “¿Cuáles ácidos grasos son importantes y por qué?”. Si bien la respuesta tiende a ser técnica, ayuda a ampliar nuestro conocimiento sobre el rol que desempeña la nutrición correcta en la vida de nuestras mascotas. Para comprender la nutrición de los ácidos grasos se debe comenzar por la definición de los ácidos grasos esenciales y no esenciales. Los ácidos grasos no esenciales pueden sintetizarse dentro del cuerpo de un perro y no son necesarios en su dieta. Los ácidos grasos esenciales la mascota no puede sintetizarlos y deben suministrarse en su dieta.

      Los perros requieren un ácido graso esencial, ácido linoleico, el cual se clasifica como ácido graso omega-6 en base a su estructura molecular. Se lo encuentra principalmente en los granos y en la grasa animal y se lo suministra en niveles adecuados en alimento de alta calidad para:
      • Ayudar a regular el flujo sanguíneo a los tejidos corporales.
      • Colaborar en la coagulación posterior a una herida.
      • Colaborar en la reproducción normal.
      • Ayudar al sistema inmunológico de una mascota a responder ante heridas e infecciones.
      • Ayudar a las mascotas normales y saludables a mantener un pelaje hermoso y una piel saludable.
      • Si se suministra el ácido linoleico en niveles correctos, los perros pueden producir todos los demás ácidos grasos necesarios.

      Otra importante clase de ácidos grasos es la clase omega-3. Aunque son estructuralmente similares a los ácidos grasos omega-6, los omega-3 no son considerados esenciales en la actualidad para la nutrición de los animales de compañía. Debido a sus similitudes estructurales, los ácidos grasos omega-6 y los omega-3 compiten por las enzimas que convierten estos ácidos grasos en “metabolitos”, que sirven como señales celulares importantes en diversos procesos biológicos, entre ellos la función inmunológica, la coagulación sanguínea y la inflamación. A pesar de las similitudes entre los ácidos grasos omega-6 y los omega-3, sus respectivos metabolitos difieren en su intensidad como señales celulares. Las señales derivadas de los ácidos grasos omega-6 por lo general son más fuertes que las derivadas de los ácidos grasos omega-3.

      El potencial de los ácidos grasos omega-3 para contribuir en la salud de nuestras mascotas es prometedor. Un creciente conjunto de investigaciones científicas sugiere que esta clase de ácidos grasos puede beneficiar a las mascotas durante ciertas etapas de la vida o cuando padecen ciertas enfermedades. Estos estudios han demostrado que los ácidos grasos omega-3 tienen la capacidad potencial de ayudar a:
      • Tratar la inflamación severa asociada a ciertos trastornos en la piel.
      • Respaldar el desarrollo adecuado del sistema nervioso y la agudeza visual.
      • Ayudar en la remisión y la disminución de los efectos secundarios del linfoma.

      Comprender lo que los ácidos grasos omega-6 hacen por las mascotas y los beneficios potenciales que los ácidos grasos omega-3 pueden ofrecer es un tanto complicado. Lo importante es que a niveles adecuados y en el equilibrio correcto en los alimentos, estos ácidos grasos brindan beneficios para la salud de nuestras mascotas.

  • Proteínas: ¿cuáles son sus funciones?
    • Las proteínas son un nutriente esencial y cumplen numerosas funciones en el cuerpo, incluyendo el crecimiento muscular, la reparación de tejidos, las enzimas, la sangre, las funciones inmunológicas, las hormonas y la energía.
      Las proteínas son grupos de aminoácidos enlazados entre sí en diferentes cantidades y secuencias. Cada proteína tiene una combinación y distribución de aminoácidos que es única. Tu perro desintegra estas proteínas para formar aminoácidos libres que luego absorbe el flujo sanguíneo y se distribuyen a todas las células del cuerpo, y se los utiliza para construir las proteínas del cuerpo.
      Más de veinte aminoácidos se utilizan en el cuerpo, y diez de ellos deben suministrarse en la dieta para perros. Los aminoácidos no esenciales son aquellos que el cuerpo puede producir en cantidades suficientes a partir de otras fuentes y, por lo tanto, no es necesario que sean suministrados.

    • ¿Cuanta proteína necesita mi perro?
      Depende de la etapa de la vida y la actividad del perro. En general, los cachorros necesitan más proteínas en su dieta que los perros adultos. Al otro extremo, las investigaciones han demostrado que los perros de edad avanzada pueden beneficiarse con un nivel de proteínas de 25% o más.

      Los animales que no cuentan con reservas de proteínas adecuadas son más susceptibles a los estados de estrés, y más propensos a contraer infecciones y otras enfermedades.

      Las investigaciones demuestran que una dieta con 25% de proteínas y reducida en calorías provenientes de grasas es sumamente beneficiosa para la pérdida de peso.

    • ¿De donde vienen las proteínas?
      Las proteínas pueden ser tanto de origen animal como de origen vegetal. La mayoría contiene cantidades inadecuadas de uno o más aminoácidos y, por ende, no debe ser la única fuente de proteínas en una dieta. Por lo tanto, es importante compensar estas deficiencias y/o excesos de aminoácidos cuando se elijan los ingredientes a utilizar en las dietas alimentarias. Por ejemplo, la harina de soja y de maíz se complementan entre sí perfectamente porque los aminoácidos que son deficientes en uno están presentes en el otro. Ni la carne ni la harina de soja son proteínas ideales por sí mismas y deberán equilibrarse con otra fuente complementaria de aminoácidos.

    • Proteínas y digestibilidad
      La digestibilidad es tan importante como la calidad y la cantidad de las proteínas. El cuerpo de un perro podría no ser capaz de utilizar todas las proteínas presentes en el alimento, por lo tanto es importante que la cantidad que se pueda utilizar sea suficiente.
      El control de calidad durante el proceso de elaboración de los alimentos para mascotas es importante. Las proteínas pueden dañarse debido al tratamiento térmico. Los fabricantes de alimentos para mascotas de mayor renombre utilizan métodos de cocción adecuados y emplean medidas de control de calidad que garantizan la correcta elaboración de los productos. Debido a que la información sobre la digestibilidad de las proteínas no puede colocarse en las etiquetas de los alimentos, es muy importante la reputación del fabricante.

Volver Arriba



Youtube!